.Coldplay. Fix You (Te confortaré)  

 

«soy yo, no tengáis miedo»

 
  

 
 
 

 
 
Lectura del primer libro de los Reyes

En aquellos días a al llegar Elías al monte de Dios, al Horeb, se refugió en una gruta. El Señor le dijo: «¿Qué haces aquí, Elías?». El Señor le dijo: «Sal y quédate de pie en la montaña ante la presencia del Señor». Y el Señor pasó. Sopló un viento fuerte e impetuoso que descuajaba los montes y quebraba las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Tras el terremoto, un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Y al fuego siguió un ligero susurro de aire. Elías, al oírlo, se cubrió el rostro con su capa, salió fuera y se quedó de pie a la entrada de la cueva. Is 1Re 19,9a.11-13a

Salmo Responsorial

R. Muéstranos, Señor, tu mi sericordia y danos
tu salvación.

Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos.»
La salvación está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R


La misericordia y la fidelidad se encuentran,

la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R

El Señor nos dará la lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchará ante él,
la salvación seguirá sus pasos. R

Sl 84,9ab-10.11-12.13-14 (R.: 8)

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos
Hermanos, como cristiano que soy, digo la verdad, no miento. Mi conciencia, bajo la acción del Espíritu Santo, me asegura que digo la verdad. Tengo una tristeza inmensa y un profundo y continuo dolor. Quisiera ser objeto de maldición, separado incluso de Cristo, por el bien de mis hermanos, los de mi propia raza; 4 son los israelitas, a los que Dios adoptó como hijos y a los que se apareció gloriosamente; de ellos es la alianza, la ley, el culto y las promesas; de ellos son también los patriarcas; de ellos procede Cristo en cuanto hombre, el que está por encima de todas las cosas y es Dios bendito por los siglos. Amén.
Rom 9, 1-5

Lectura del santo Evangelio según San Mateo

Después que se sació la gente, Jesús obligó a los discípulos a que se embarcaran y se le adelantaran rumbo a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y una vez que la despidió, subió al monte, a solas, para orar; al caer la tarde, estaba solo allí. Mientras, la barca se hallaba ya en medio del lago, batida por las olas, porque el viento era contrario. Hacia las tres de la madrugada se dirigió a ellos andando sobre el lago. Los discípulos, al verlo caminar sobre el lago, se asustaron y decían: «¡Es un fantasma!», y se pusieron a gritar llenos de miedo. Jesús les dijo: «Tranquilizaos. Soy yo, no tengáis miedo». Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir a ti sobre las aguas». Él dijo: «Ven». Pedro saltó de la barca y fue hacia Jesús andando sobre las aguas. Pero, al ver la fuerza del viento, se asustó y, como empezaba a hundirse, gritó: «¡Sálvame, Señor!». Jesús le tendió la mano, lo agarró y le dijo: «Hombre de poca fe, ¿por qué has dudado?». Cuando subieron a la barca, el viento se calmó. Y los que estaban en ella se postraron ante él, diciendo: «Verdaderamente tú eres el hijo de Dios».
Mt 14,22-33

El Mesías de Händel.Parte IIIª Escena 3ª La conquista final del pecado

Tercer vídeo de la tercera parte (la Resurrección) del Mesías de Händel, la escena 3ª "La conquista final del pecado". Händel compuso El Mesías HV 56 durante 24 días en verano de 1741. El libreto es de Carles Jennens y esta formado por fragmentos bíblicos extraídos de la traducción de la Biblia denominada “Biblia del rey Jaime”, muy influyente en la literatura inglesa. Jennens concibió la estructura del libreto como una ópera en tres actos. En cada uno de ellos se relata y reflexiona sobre un episodio en la vida de Jesucristo: el nacimiento, la pasión y la resurrección. A pesar de describir aspectos de la vida de Jesús, la mayoría de fragmentos bíblicos proceden del Antiguo Testamento que hacen referencia a la futura llegada del Mesías, así como algunos procedentes del Apocalipsis de San Juan.
Se estrenó el 13 de abril de 1742 en Dublín, con el mismo Händel dirigiendo desde el clavicémbalo, pero no fue hasta los últimos años de la vida del compositor cuando se convirtió en una de sus obras mas populares y a representarse anualmente y en conciertos benéficos.

 

El Mesías de Händel HV 56

Lista de reproducción de todos los vídeos de la primera parte del Mesías de Händel. El Nacimiento

  

Lista de reproducción de los vídeos de la IIª parte del Mesías de Händel. La Pasión

 

Lista de reproducción de los vídeos de la IIIª parte del Mesías de Händel. La Resurrección

 


 
 

 
IMÁGENES