.Coldplay. Fix You (Te confortaré)  

 

«lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre»

 
  

 
 
 

 
 
Lectura del libro de la Sabiduría

Por eso supliqué, y me fue concedida la prudencia; oré, y vino a mí el espíritu de sabiduría. La prefe rí a los cetros y a los tronos, y en su comparación tuve en nada la riqueza. Ni la comparé a piedra ines timable, pues todo el oro en su presencia es un poco de arena, como lodo es reputada la plata ante ella. La amé más que a la salud y la belleza y preferí su posesión a la misma luz, porque su resplandor es inextinguible. Me vinieron con ella todos los bienes, pues ella tenía en sus manos una riqueza incalculable.

Sap 7, 7-11

Salmo Responsorial

R. Sácianos de tu misericordia, Señor.
y toda nuestra vida será alegría.

Enséñanos a contar nuestros días
para que adquiramos un corazón sabio. siguen sus caminos.
Vuelve con nosotros, Señor.
¿Hasta cuándo? Ten piedad de tus siervos.  R

Llénanos de tu amor por la mañana
para que vivamos alegres y contentos todos nuestros días,

convierte en alegría los días en que nos castigaste,los años en que padecimos las desgracias,  
manifiesta tus obras a tus siervos
y tu esplendor a sus hijos. R

La bondad del Señor, nuestro Dios
esté con nosotros.
Haz prosperar la acción de nuestras manos; 
sí, haz prosperar la acción de nuestras manos. R

Sl 89,12-13.14-15.16-17 (R.: 14)

Lectura de la carta a los Hebreos
La palabra de Dios es viva y eficaz y más aguda que espada de dos filos; ella penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las articulaciones y de la médula, y es capaz de juzgar los sentimien tos y los pensamientos. Y no hay criatura alguna que esté oculta ante ella, sino que todo está desnudo y descubierto a los ojos de aquel a quien debemos dar cuenta.
Heb 4,12-13

Lectura del santo Evangelio según San Marcos

En aquel tiempo, al salir Jesús de camino, un hombre corrió a preguntarle, arrodillándose ante él: «Maestro bueno, ¿qué tengo que hacer para alcanzar la vida eterna?». Jesús le dijo: «¿Por qué me llamas bue no? El único bueno es Dios. Ya conoces los mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre». Él dijo: «Maestro, todo eso lo he guardado desde mi juventud». Jesús lo miró con amor y le dijo: «Te queda una cosa que hacer: Anda, vende todo lo que tienes, dá- selo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme». Al oír esto, el joven se fue muy triste, porque tenía muchos bienes. Jesús miró alrededor y dijo a sus discípulos: «¡Qué difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!». Los discípulos se quedaron asombrados ante estas palabras. Pero Jesús les repitió: «Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios! Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios». Ellos, más asombrados todavía, se decían: «Entonces, ¿quién puede salvarse?». Jesús los miró y les dijo: «Para los hombres esto es imposible; pero no para Dios, pues para Dios todo es posible.» [Pedro se puso a decirle: –«Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.» Jesús dijo: –«Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más —casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones—, y en la edad futura, vida eterna».]
Mc 10,17-30

Música Sacra

Con el nombre de Música Sacra agrupamos las obras musicales cristianas que a lo largo de la historia han creado los grandes compositores para destacar la obra de Dios. Nació en Europa en la Alta Edad Media con los ritos cristianos en el ámbito de las iglesias. Los antiguos cantos medievales dieron paso a las Misas y Cantatas del Barroco.

La época dorada de la música religiosa se inicia con los cantos gregorianos, alcanzan la mayoría de edad con Johann Sebastian Bach, continúa con Mozart y finaliza con las Misas de Beethoven. Mas tarde la musica sagrada deja de tener tanta importancia en la vida social y los compositores se acuerdan de ella excepcionalmente.

Glória de Vivaldi Réquiem de Mozart Pasión según san Juan. Bach
El Mesías de Händel I El Mesías de Händel II El Mesías de Händel III
La Pasión según san Mateo I La Pasión según san Mateo II Messa da Réquiem de Verdi

 


 
 
 
 
IMÁGENES